Declaración de la Vicepresidenta y Canciller, Marta Lucía Ramírez, al término de la reunión con su homóloga de Panamá, Érika Mouynes, para analizar la situación migratoria en la frontera

6/08/2021
Declaración de la Vicepresidenta y Canciller, Marta Lucía Ramírez, al término de la reunión con su homóloga de Panamá, Érika Mouynes, para analizar la situación migratoria

 

6 de agosto de 2021.

Quiero agradecer a la Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Érika Mouynes, lo mismo que al Ministro de Seguridad, Juan Manuel Pino, por esta acogida que nos han dado en el día de hoy. Acá estamos con el Ministro de Defensa de Colombia, el doctor Diego Molano, por una solicitud del Presidente de la República, Iván Duque, de trabajar de la mano con las autoridades de Panamá para lograr una solución definitiva a esta tragedia humanitaria que estamos viendo por muchos años, de los migrantes que vienen del sur hacia el norte, y en donde Panamá y Colombia somos países de tránsito, no somos países de origen; no somos países de destino, pero sin duda, este tránsito está también generando consecuencias sociales muy difíciles en nuestros países.

En este momento, Colombia tiene un represamiento muy grande de migrantes en Necoclí, ello está generando una verdadera crisis sanitaria, una crisis humanitaria, y por esa razón, este trabajo binacional entre Colombia y Panamá, tenemos que extenderlo a los demás países de nuestro hemisferio, que tienen también que ver con esta migración.

En primer lugar, el origen de esta migración, en este momento, es sobre todo Chile, tenemos que trabajar de la mano de las autoridades chilenas; pero también el destino es Estados Unidos y Canadá, por ello, tenemos que involucrarlos.

Vamos a tener la reunión de la semana entrante, el 11 de agosto, para que haya soluciones conjuntas que nos permitan mandar las señales adecuadas. Si hay algún país que está ofreciendo acogida a los migrantes haitianos o a los migrantes cubanos, es importante que defina cuántos, de qué manera van a llegar; pero que esto no nos genere a nosotros la presión de gente que se siente, de alguna forma, convocada para irse hacia el norte del hemisferio.

En segundo lugar, nos parece que es muy importante separar el tema humanitario del delictivo; la crisis humanitaria tenemos que ver de qué manera podemos evitarla, prevenirla, poniendo también unos controles suficientemente claros en la frontera de cada país; para nosotros, el sur de Colombia es en este momento también una prioridad.

Tendremos también reunión con las autoridades ecuatorianas, para evitar que sigan llegando migrantes indiscriminadamente, pero, de esta manera, también Colombia cumple con sus obligaciones internacionales en materia de migraciones, nosotros trabajamos sobre todo con la Organización Internacional de Migraciones, no es este un tema de refugiados, estas personas no están pidiendo refugio en Colombia, por esa razón, nosotros el tema migratorio lo trabajamos siempre atendiendo todo el compromiso desde el punto de vista humanitario.

Pero, otra cosa distinta, es el negocio infame de unas redes de crimen organizado que están traficando con personas, que están lucrándose de esta necesidad que tienen muchas personas de encontrar un lugar de acogida, un lugar que les dé estabilidad, un lugar donde puedan levantar a sus  hijos; en esta materia, lo que tiene que ver con el crimen organizado, hemos acordado, que pondremos de por medio el trabajo de AMERIPOL, el trabajo de INTERPOL, la inteligencia y las autoridades judiciales, que nos permitan, por supuesto, judicializar a estas redes que pueden estar lucrándose de esta necesidad humanitaria; porque creemos que es muy importante que se puedan judicializar las personas que están involucradas en este negocio, y también, que sean pedidas en extradición, si es del caso, por parte de Estados Unidos, porque sabemos que esto, en todo caso, está organizado para llegar a Estados Unidos con toda esta migración.

Nuestros dos países tienen un gran compromiso en lo humanitario, pero también son dos países que están expuestos a que todo este tráfico de personas vaya de la mano con el tráfico de drogas, que ambos queremos evitar.

De tal manera que hoy hemos acordado que tendremos una sesión de trabajo el próximo lunes 9 de agosto, a nivel operativo, para definir cómo vamos a regularizar un contingente, una cantidad diaria de personas que preferiblemente se muevan por un solo sitio, tengan un solo lugar de llegada a Panamá, se muevan ojalá por un transporte que esté totalmente organizado y controlado por parte de las autoridades de Colombia, de tal manera que aquí corramos los menores riesgos desde el punto de vista humanitario, no queremos que estos migrantes tengan el riesgo de ahogarse, ni cosas de ese estilo, tampoco pasar por el Darién, donde sabemos que tienen tantos riesgos, donde sabemos también que hay muchísimos niños y mujeres que, desafortunadamente, pasan unas condiciones muy difíciles.

En esa reunión del lunes, en la parte operativa, se definirá cómo saldrán, de qué manera organizamos este tráfico marítimo o el transporte, que se defina la cantidad de personas que Colombia puede asumir responsablemente, que va a poder controlar. Ojalá podamos tener controles biométricos, sanitarios, por eso es importante contar con esta cooperación internacional.

Particularmente, invitaremos a Estados Unidos a la reunión que tendremos con la Canciller y con los demás cancilleres de Ecuador, Perú, Chile -y ojalá- de Costa Rica y Canadá, para definir esta coordinación que nos permita fortalecer los controles biométricos, sanitarios y, por supuesto, garantizar a estos migrantes, que vamos a ayudarlos, a protegerlos, pero -sobre todo- que cada país contenga, que cada país prevenga, que cada país evite que se convierta esta migración en algo masivo que nos desborde las capacidades de todos.

El Ministro de Defensa de Colombia, nuestros comandantes de Fuerza, están aquí acompañándonos en Panamá, al igual que nuestro Director de Migración, nuestra Directora de Fronteras, porque este es un tema al cual el Presidente Iván Duque ha querido darle altísimo nivel, y por supuesto, esto señala el compromiso de Colombia con Panamá y con toda esta población migrante.

¡Muchas gracias!

 

font + font - contrast